Articulos
Recomendaciones para la Iluminación residencial II
2 - COMO ILUMINAR

Una vez analizados cada uno de los espacios y decidido que iluminar en cada uno de ellos, es el momento de decidir cual es la mejor forma de hacerlo. En esta instancia, será importante analizar algunos aspectos técnicos necesarios para no cometer errores difíciles de corregir luego.

Estos aspectos son:
  • El nivel de iluminación
  • El deslumbramiento
  • El color de la luz
  • El rendimiento de color
  • El confort visual.
2.1 - El nivel de iluminación o iluminancia

El nivel de iluminación necesario para una buena visión depende de tres factores fundamentales:
  • La edad de los ocupante
  • La velocidad y precisión en las tareas
  • La reflectancia del plano de trabajo
La luz necesaria para una correcta percepción varia con la edad y no es igual para todas las personas. Desde el nacimiento y durante el período de crecimiento, el ser humano requiere de 4 a 5 veces más luz que un adulto. Esta necesidad reaparece con el paso de los años. Las personas mayores requieren mucha más luz. En efecto, una persona de 60 años necesita al menos el doble de luz que una de 20. Además su vista es mucho más sensible a las altas luminancias.

Para ellos las iluminancias deberán ser altas pero las luminarias bien apantalladas o de baja luminancia.


Algunos niveles de iluminación recomendados para tareas generales*:
-Circulaciones 100 Lux
-Iluminación general 100/150 Lux
-Conversación 50/100 Lux
-Lectura intermitente** 300 Lux
-Lectura, escritura, estudio** 500 Lux
-Manualidades** 500/1000 Lux
* Estos niveles son los mínimos sugeridos para personas de entre 20 y 35 años
** Iluminancias obtenidas con el aporte de iluminación localizada ( lámparas de pié, de mesa, etc)


Nota: los niveles recomendados para tareas especificas serán analizados para cada dependencia en particular.

2.2 - El deslumbramiento

Existen diversos tipos de deslumbramiento a saber:
  • Deslumbramiento fisiológico
  • Deslumbramiento sicológico
  • Deslumbramiento o luminancia de velo
El deslumbramiento fisiológico es aquel ocasionado por una fuente de luz que hiere directamente la retina. El ejemplo más claro sería el de una linterna enfocada directamente a la vista.

La solución será modificar la orientación de la fuente para quitarla de la dirección de visión obligada.

El deslumbramiento sicológico implica que existe alguna luminaria o fuente de luz que, encontrándose dentro del campo visual de la persona posee la luminancia suficiente como para producir una molestia al cabo de algún tiempo.

Se soluciona apantallando la luminaria o modificando ligeramente su orientación.

La luminancia de velo es aquella que deriva de la mala ubicación de las fuentes de luz con respecto al plano de trabajo produciendo un intenso brillo sobre la superficie de lectura que vela parcial o totalmente el texto haciéndolo prácticamente ilegible.

Se deberá modificar la posición de las luminarias. La iluminación debe provenir de los laterales y nunca de arriba.

2.3 - El color de la luz

Como se ha dicho en las definiciones técnicas, el color aparente con que emite su luz una fuente se denomina "temperatura de color" y se mide en grados Kelvin. Es el indicador de la tendencia cromática de una fuente.

En el alumbrado residencial, el color de luz que se utilice tiene una importancia fundamental, ya que será el gran protagonista del "clima" que se logre en el ambiente iluminado.

Así un trozo de carne se verá realmente fresco bajo una lámpara incandescente y de color marrón oscuro bajo un tubo luz de día. Esto es debido a que una lámpara incandescente, con una temperatura de color de 2700 K emitirá una luz cálida, con gran contenido de rojo, mientras que una de 6500 K lo hará con luz fría, con predominante contenido de azul (tubo fluorescente luz de día). Cuanto menor sea la temperatura de color más cálida será la fuente.

En términos de color, en la iluminación residencial interior la luz fría tiene poca cabida; tal vez para iluminar alguna vitrina con platería y porcelana, ya que la luz fría da mayor brillo a la plata y los cromados y más blancura a las losas blancas. La iluminación del hogar será siempre cálida por excelencia.

Temperatura de color de algunas fuentes:

-Lámpara incandescente 2700 K
-Tubo blanco cálido 3000 K
-Lámpara dicroica 3100 K
-Tubo blanco neutro 4000 K
-Tubo luz día 6500 K
-Mercurio halogenado 3000/4000 K

2.4 - El rendimiento de color


El rendimiento de color o (IRC) Indice de Rendimiento de Color indica con que grado de precisión una determinada fuente de luz permitirá reproducir un color. Esta propiedad de las lámparas está determinada por su composición espectral, para cuya clasificación se ha instituido como patrón a la lámpara incandescente, la cual se dice que tiene un Ra de 100.

En la iluminación del hogar el Ra de las fuentes de luz deberá estar en valores de 80 a 100, salvo en dependencias secundarias en las cuales la discriminación cromática tiene poca importancia. (cocheras, desvanes, etc. o en el alumbrado exterior)

IRC de algunas fuentes (Ra):

-Lámpara incandescente 2700 K
-Tubo blanco cálido 3000 K
-Lámpara dicroica 3100 K
-Tubo blanco neutro 4000 K
-Tubo luz día 6500 K
-Mercurio halogenado 3000/4000 K


2.5 - El confort visual


Este aspecto se ha dejado de exprofeso para el final, ya que en él se conjugan todos los elementos mencionados hasta el momento más algunos otros que se verán a continuación.

El confort visual o VCP, iniciales de la denominación inglesa "Visual Confort Probability" (Expectativas de Confort Visual") es, como su definición lo indica, el grado de confort visual al que aspiran los ocupantes de un recinto medido en porcentaje y cuyo valor máximo es obviamente 100.

Si bien a primera vista se dirá que una residencia deberá tener un VCP de 100, esto no siempre es accesible, ya que lograrlo implica a menudo un costo considerable.

Un elemento de importantísima gravitación en lo que hace al confort visual es el correcto equilibrio de los contrastes y las luminancias.

Una de las reglas de oro de la luminotecnia establece que la relación de luminancias entre el plano inmediato (tarea) y el mediato (Infinito) no deberá ser superior a 10 :1. En este contexto, "infinito" puede ser considerado como cualquier distancia superior a los cinco metros.

Hace ya tiempo se ha establecido que cuando los ojos se encuentran enfocados sobre una tarea visual, estos necesitan elevarse y enfocar al infinito con el propósito de descansar sus músculos. Este ejercicio se realiza cada 5 a 7 minutos.

Frente a este panorama, es fácil comprender que, si las luminancias no guardan al menos la relación establecida por las recomendaciones, la pupila deberá realizar un agotador trabajo de adaptación de altas a bajas luminancias y viceversa entre 10 y 12 veces por minuto.

En este punto será importante hacer algunas consideraciones acerca de reflectancias. texturas, y colores.

Es sabido que lo que el ojo ve es lo que el objeto refleja y no la luz propiamente dicha. Por lo tanto al proyectar la iluminación de una habitación se deberán tener muy en cuenta las características propias de las superficies.

-Las superficies son claras u oscuras?


Las superficies oscuras absorben más la luz, reflejan menos.

La reflexión producida por las paredes y el mobiliario cumple un rol muy importante en el nivel general de iluminación así como también en el "clima" general. Esta reflexión se mide en porciento y cada color y tono tiene su propio porcentaje de poder reflectivo.

-Las superficies son brillantes o mate?

Las superficies brillantes reflejan en forma especular, mientras que las mate lo hacen de manera difusa.

Habrá que analizar cuidadosamente la ubicación de las fuentes de luz cuando en la decoración del ambiente haya elementos brillantes o espejados a los efectos de evitar el deslumbramiento o el desagradable reflejo de dichas fuentes en una superficie.

Poder reflectante de algunas texturas:

-Revoque claro 35/55 %
-Revoque oscuro 20/30 %
-Hormigón claro 30/50 %
-Hormigón oscuro 15/25 %
-Ladrillo claro 30/40 %
-Ladrillo oscuro 15/25 %
-Madera clara 30/50 %
-Madera oscura 10/25 %


Poder reflectante de algunos colores:

-Blanco 70/75 %
-Amarillo claro 50/70 %
-Verde claro 45/70 %
-Gris claro 45/70 %
-Celeste claro 50/70 %
-Negro 4/6 %
-Gris oscuro 10/20 %
-Amarillo oscuro 40/50 %


-Se desea destacar los colores del objeto o tal vez modificarlos?


El color de un objeto estará determinado por la composición espectral de la fuente de luz.

Como se ha dicho anteriormente, un objeto rojo se destacará más cuanto mayor sea el contenido de rojo de la fuente. Si la fuente en cuestión contiene muy poco rojo y mucho azul, por ejemplo, el objeto de color rojo se verá como de color marrón oscuro. En contraposición, con la composición espectral de esta última lámpara, un objeto de color azul se verá espléndido. También se dijo anteriormente que en la iluminación residencial las temperaturas de color cálidas serán en general preferentes.

Esto último tiene sus excepciones como toda regla.

Es sabido que la máxima sensibilidad del ojo humano se encuentra en la longitud de onda de los 555 nm, es decir en el color amarillo verdoso. No obstante, y debido a un fenómeno llamado "efecto Purkinje", frente a bajas iluminancias, por ejemplo en el ocaso, esta máxima sensibilidad del ojo se desplaza 48 nm hacia las longitudes de onda más bajas, es decir, hacia el verde azulado.

En el alumbrado residencial, donde a menudo se utiliza el "dimming" o atenuación de los niveles de iluminación, este fenómeno cobra un significado especial, ya que en una habitación iluminada muy tenuemente se percibirán mejor los colores fríos (azul y violeta) que los cálidos (naranja y rojo) y el recinto se verá más claro iluminado con una luz amarillenta.

Resumiendo: una perfecta visión de los colores y pequeños detalles requiere de elevados niveles de iluminación producidos por fuentes dotadas de un espectro continuo, es decir, que contenga todos los colores o longitudes de onda del espectro visible.

Continuará...
Volver a artículos...